[COCO TEEN BLOG]

jueves, 23 de febrero de 2012

Veo un cielo azul, muy azul. Siento el fin del invierno. El sol me calienta la cara tímidamente, ruborizándome. Es un calor acogedor, que apetece. El aire me trae recuerdos de ti, y sonrío. Lejos, en algún lugar, sé que aún estarás recordándome, y eso me reconforta. Cierro los ojos y me dejo llevar al lugar donde comenzó todo. Parece como un sueño, y tan lejano ya como el calor de tus labios. Las voces me vienen como ecos, las risas, los pasos, el olor de la hierba recién cortada, el roce de mi pelo en tu ropa. Juegas a encontrarme y yo te sigo, llegamos a un bosque plagado de árboles, una fuente misteriosa y una flor. Entrelazas la flor en mi pelo, mientras yo te miro como una niña pequeña, vacía de prejuicios, vacía de maldades, con una sonrisa de oreja a oreja. En la fuente se está bien, el sol nos acaricia la piel y cega nuestros ojos, achispando nuestra mirada. Yo me echo a reír como si fuera la última vez que tuviera oportunidad de hacerlo, como si no hubiera mañana. Tú me miras sonrojado, aún con gotas de agua resbalándote por las cejas, pero sonríes también. Y es entonces cuando no puedo aguantar más. Me acerco a tus labios, susurro al viento que te quiero, y de repente, el tiempo se para y... Una fría corriente de aire me inquieta, me saca de mis pensamientos. Tu silueta va desapareciendo poco a poco entre los árboles de aquel extraño bosque. La primavera, el sol, la fuente y la flor se van, me dejan sola en este eterno invierno que habita en mi corazón.Y vuelvo a cumplir condena en la cárcel del miedo...donde no hay sueños, sólo sus cenizas. Donde todo es tan cruel como tú lo quieras pintar, como tú veas la realidad. Por mucha primavera que me pinten, el invierno nunca se irá, porque el invierno eres tú.

1 comentario:

cami carballido dijo...

me encanta tu blog, esta re lindo! te sigo