[COCO TEEN BLOG]

domingo, 1 de abril de 2012




Cuando te conocí era una niña que estaba harta de ser la buena de la película. Era una tía que buscaba la ilusión y el calor de unos brazos del sexo opuesto. Un calor que era sin duda desconocido para ella. No le asustaba el amor, no es que ahora me asuste, pero ya no creo en él. Era una niña cansada de ser responsable, quería vivir la vida, sin importarle lo que le deparara si no era a tu lado, y lo único que ansiaba recibir a cambio eran tus te quiero bajo aquellas sábanas de algodón. Fuera responsabilidades, decisiones, agobios...el eterno Nunca Jamás, el país de la ilusión. Yo era una réplica de Peter Pan. No quería crecer, ni poner el reloj en hora, ni pensar, ni caras de tristeza, sólo quería amarte. A mí no me hacía falta llegar a la segunda estrella a la derecha, porque el amanecer lo tenía cuando miraba tus ojos, y el país de Nunca Jamás lo imaginaba cada vez que te veía sonreír tras admitir cuánto me querías. Eramos los niños perdidos en nuestros besos, sin duda. Pero un día, todo cambió. A base de palos me di cuenta de que Nunca Jamás debía haberte conocido. De que no era yo la que debía haber vivido entre las sábanas de aquel cuento, porque la realidad quema, y cuando algo quema lo primero que hay que hacer es apartarse. Me habías cambiado, bueno mejor dicho yo había cambiado por tí, y ahora soy un despojo humano. Ya ni siquiera sé si te quiero, no de la misma manera, claro
está. Soy lo que nunca quise, lo que nunca imaginé, lo peor del mundo, lo peor de ti.

3 comentarios:

PSTLE dijo...

Es una mierda tener que depender de alguien y cuando todo acabe sea peor,gracias por seguirme , to te sigo claramente besssos

nadiuss dijo...

Todo se ve de otra manera si al despertarte cada mañana ves lo minimo positivo que alguien aportó en tu vida. Todos cambiamos, aunque sea un poco por alguien, y ese alguien, aun sin darte cuenta habra cambiado por ti. Algo. Quedate con lo bueno... y volveras a ser aquella persona que dejaste en el camino.
Mientras leia tu entrada, se me han puesto los pelos de punta y en mi cabeza sonaba la cancion "no quiero crecer" de Indras... pocos conocidos, pero canciones optimistas
Un saludo, te sigo :)

Juan Antonio dijo...

Nadie puede ser lo peor de nadie, créeme.